• 11111

  • 22222222222

  • 4444

Key Performance Indicator. KPI

Key Performance Indicator. KPI

Criterio y Configuración

Muchos conocen ya lo que significa KPI (Key Performance Indicator), las distintas tipologías existentes, financiero, económico, producción, ventas, marketing, etc., pero, en muchos casos, son los grandes desconocidos.

Los KPI’s, en función del área empresarial y del sector en el que nos encontremos, pueden llegar a medir variables totalmente distintas, siendo su principal función recabar información útil de cara a toma de decisiones estratégicas, son en definitiva los indicadores de las palancas de un negocio.

Es imprescindible “programar” correctamente los KPI’s para que el dato reportado sea veraz y 100% fiable. Para esta configuración, existe el criterio SMART:

S – Specific (específico): determinar el área específica para la mejora. Acotar.

M – Measurable (medible): cuantificable.

A – Assignable (asignable): especificar quién será el responsable de dicho indicador. La persona a la que se le preguntará “¿por qué?”.

R – Realistic (realista): marcar resultados que realmente se pueden lograr en función de los recursos que dispone la empresa.

T – Time Bound (en Tiempo): determinar la periodicidad del cálculo y el tiempo de consecución de objetivo.

KPI, SMART

 

 

 

 

 

 

Este criterio se popularizó en los 80, cuando George T. Doran, consultor y Director de Planeación para la Compañía de Agua de Washington, escribió un artículo que tituló “Hay una manera inteligente para escribir metas y objetivos de la administración” en 1981. En el artículo, Doran introduce SMART:

    “¿Cómo escribes objetivos trascendentales?” – esto es una declaración de los resultados a lograr. Todos los administradores están confundidos por todos los seminarios, libros, revistas, asesorías recibidas, etc. Por lo tanto, me permito sugerir que cuando se trata de escribir objetivos efectivos, directivos, administradores y supervisores solo tienen que pensar en el acrónimo SMART. Idealmente hablando, cada objetivo o meta de cada institución, departamento y jefatura debe ser SMART.

 

Funcionamiento

Los KPI’s son Indicadores Clave (ratios) que se generan a partir de datos históricos y de actualización constante, lo que nos permite, a través del análisis de su comportamiento en el tiempo, comprender cómo ha llegado el negocio al punto presente y cuáles son las claves de mejora. Los KPI’s se retroalimentan, de forma que son indicadores de su propia eficiencia, lo que permiten, por tanto, estudiarlos a efectos de ver si se ajustan al propio criterio SMART.

Sobre este útimo punto, hemos de remarar que esas metas o resultados deseados deben haberse fijado respondiendo a preguntas como las siguientes:

¿Dónde quiero llegar?

¿Qué capacidad de evolución ha tenido?

¿Qué variables están en mi mano para mejorar las ratios?

Los objetivos, pueden (y deben) ajustarse en función de cómo evolucionen y según el nivel de cumplimiento que se esté logrando.

Llegado a un nivel que consideramos óptimo, en cuanto al rendimiento de la compañía, se hace necesario mantener el control y la revisión de los KPI’s para asegurar al 100% de que estos puntos medidos dentro del indicador siguen vigilados y funcionando correctamente. La gestión a través de KPI’s es un modelo de continuidad.

 

Mitos

Muchas empresas, la mayoría PYME’s, suelen ser reacias a incorporar un Cuadro de Mando o Panel de Control con todos los indicadores clave de su negocio, los cuales, le darían una visión mucho más general y profunda sobre el estado de su compañía, y esto se debe a ciertos mitos que circulan sobre los KPI’s

  1. “Es necesario disponer de un software de gestión para poder configurar los KPI’s y hacer el seguimiento necesario”. Este primer mito es totalmente falso. El diseño de los KPI’s puede ser definido por varias vías. Pueden implementarse a partir de sistemas de gestión como ERP, CRM, BI… o a través de cualquier otro soporte.
  2. “Se debe contar con una batería superior a 10 indicadores para controlar”. No es cierto. De hecho, desde StrategiK siempre aconsejamos realizar una correcta elección y prescindir de aquella información que puede nublar o entorpecer la focalización en el dato bueno. No se trata de un número en concreto, consiste en tener bien definida la estrategia, variables y, por ende, los KPI´s.

 

Elbert Hubbard, filosofo, observó que muchas personas fallaban en sus proyectos, no por falta de inteligencia, sino por no enfocar un objetivo o meta… por ello, para crecer, en necesario medir.

 

¡Si quieres saber más sobre cómo aplicar KPIs en tu empresa contacta con nosotros!

¡Si quieres ver una versión más sintetizada del artículo, puedes ver la píldora resumen en nuestra página de LinkedIn!

Comentario

No hay comentarios.

Deja un comentario