• 11111

  • 22222222222

  • 4444

El Marketing: Un Velero de 4 Mástiles

Paseaba por las calles de Düsseldorf, caía la tarde y sin darme cuenta llegué a una zona llena de banderas españolas y de bares de tapas, estaba enAltstadt (el casco antiguo). Sentado con unas croquetas de jamón y una caña, bajo el prisma del Marketing, observaba el comportamiento de la gente, el tránsito, qué y cómo comían, revisé los precios de las cartas, la oferta, el servicio…

Hace unos años intentamos salvar un restaurante en una ciudad cercana a Düsseldorf y no pudimos, el error de base me saltó a la cara una vez más PLACE (el lugar, la distribución, la zona, el sitio…).

El restaurante se había inaugurado hacía 6 meses, no funcionaba e iba a peor. Tras una primera visita, mis impresiones iniciales fueron claras: “Existía un evidente error de ubicación“. A esto le sumamos que se habían cometido fallos de calado en el diseño de la oferta (adaptación a los hábitos de consumo), en los precios, en el tipo de servicio, en el nivel de la inversión, en la promoción del negocio… A mi llegada a España me pidieron que hiciera algo, que no podían perder toda “la pasta”. Nos pusimos manos a la obra.

Cambiamos Producto (la oferta de servicios y productos a la venta), cambiamos Precios, Promocionamos el local con inversiones Publicitarias, redecoramos y cambiamos el nombre. Era un sitio totalmente nuevo. Los dos primeros meses tuvimos unos resultados excelentes, cuadruplicamos los ratios de ocupación, duplicamos facturación, record de facturación por día… Pero aún así no llegábamos a nuestros objetivos y tras las primeras alegrías empezó a caer de nuevo, hasta que finalmente lo cerramos. El fallo = PLACE.

De esta experiencia extraigo dos lecciones y una profunda reflexión:

1) “JAMÁS desestiméis el poder de las primeras impresiones por mucha presión que tengáis”.
2) “SIEMPRE trabajad con los principios básicos del marketing sin obviar ninguna variable”

El marketing no es un salvavidas (como la mayoría piensa), el Marketing es un Velero de 4 Mástiles, que si se hunde es porque algo hemos hecho mal, si flota es porque algo habremos hecho bien, si navega es porque la mayoría lo habremos hecho bien y si finalmente llega a puerto es porque todas las personas involucradas en el proyecto han creído, han sacado las fuerzas, la paciencia y las ganas para que así sea, sin equipo no hay éxito en esta disciplina.

Hasta la próxima.

Comentario

No hay comentarios.

Deja un comentario